La empresa que terminó 4 edificios en la pandemia

(Fuente El Tribuno)

Entregamos a sus clientes viviendas a razón de una cada 3 días en un año inusual.

Terraza Verde en Alsina 757.

“Somos afortunados, hemos podido trabajar prácticamente todo el año”. Así comienza Gastón Beccar Varela, gerente general de la firma local Proyecto Norte, que entre junio y septiembre entregó un edificio en el centro de la ciudad, un condominio en San Lorenzo, un proyecto de dúplex en Praderas de San Lorenzo, y el primer edificio de oficinas suburbano de Salta, Office Park. En total fueron más de cien unidades, contando viviendas, oficinas, galpones y locales. “Afortunadamente la obra privada en Salta sólo estuvo paralizada 4 semanas, entre marzo y abril”, agrega. “Sabiendo lo complicado que es frenar una actividad como la construcción, junto a la Cámara de Desarrolladores Inmobiliarios de Salta (Cadisal) nos pusimos a trabajar rápidamente para solicitar al gobierno la reapertura, con estrictos protocolos sanitarios. Así fue que el 24 de abril pudimos volver a trabajar y contra reloj, terminar con las obras comprometidas para este año”, afirmó. 

Caracterizada por su innovación, la empresa salteña, que tiene 15 años como sociedad, pero deviene de casi 45 años de profesión de su fundador, el arquitecto Mariano Beccar Varela, ha debido además incrementar su personal este año, para hacer frente al enorme volumen de trabajo que tuvo.

Oficinas de Proyecto Norte. 

Es que en Argentina se está dando un fenómeno de “ebullición de la construcción”, para citar a Iván Beccar Varela, socio de la empresa, que poco tiene que ver con la pandemia, sino más bien con la brecha del dólar. Hoy el que tiene ahorros en dólares, que es un enorme porcentaje de los argentinos que pueden ahorrar, lo vuelca a la construcción, no sólo porque el sistema financiero no ofrece alternativas seguras, sino porque la construcción medida en dólares billete está en un mínimo histórico, en unos 400 dólares.

El primer producto que entregó Proyecto Norte este año fue el Office Park, en San Lorenzo Chico. Un edificio de oficinas y logística, innovador por donde se lo mire, adonde además la empresa mudó sus propias oficinas y sus 30 empleados. 

La decisión de crear el San Lorenzo Office Park, en palabras de sus desarrolladores, parte de una inquietud compartida con otras empresas de mudar las oficinas fuera del centro de la ciudad, para lograr una mayor calidad de vida laboral, descomprimir el centro, y poder a la vez, hacer punta para ofrecer a otras empresas una alternativa de oficinas de alta calidad en planta libre y con todos los servicios de un edificio pensado desde su origen para uso corporativo, algo que no era común en Salta.

La Angostura, un condominio boutique. 

Casi premonitoriamente, ya que el edificio empezó a construirse dos años antes de la pandemia del COVID-19, hoy se puede decir que esa propuesta de no hace más que confirmarse como el camino correcto en este nuevo mundo al que nos estamos adentrando, ya que se logran más metros cuadrados por persona, galería con amplios espacios de reunión al aire libre, salas para conferencias virtuales, muy pocos espacios confinados, etc. Luego de su mudanza, en junio, durante los meses de agosto y septiembre, la empresa entregó, en término de seis semanas, más de cien unidades de vivienda, entre La Angostura, Alsina 757 y Casas Blancas. 

La Angostura es un condominio boutique. Son 54 departamentos de altísima calidad en medio del bosque, casi imperceptibles desde la calle, en el corredor de la ruta entre San Lorenzo y Castellanos. 

Una nueva terraza verde de Proyecto Norte.

El concepto de condominio, del que Proyecto Norte orgullosamente se apropia en Salta, es la vivienda del futuro, ya que reúne las condiciones de una casa, con espacios verdes y jardines, con la seguridad y comodidad de un departamento. La Angostura cuenta con un área de espacios comunes con quinchos, fogón, pileta, gimnasio, y un cómodo salón de reuniones. 

Además de La Angostura, la empresa concluyó el edificio Alsina 757, en esa dirección céntrica, y con él, su tercer edificio con cubierta verde. La terraza verde es un viaje de ida para Proyecto Norte, como dicen sus integrantes, ya que lo entienden como una pieza clave en las ciudades del futuro.

Vista aérea Praderas de San Lorenzo.

Además de ser un espacio, o una plaza, disfrutable para todos sus usuarios, cumplen otras funciones fundamentales: amortiguan el escurrimiento pluvial a las calles, reducen la transmisión del calor al edificio y la refracción al ambiente, aportan especies nativas que capturan carbono y oxigenan el ambiente, y restituyen el espacio de terreno ocupado por el edificio. Y por último, este año Proyecto Norte entregó también el housing Casas Blancas, un proyecto de 14 viviendas apareadas dentro de Praderas San Lorenzo, su primer club de campo y hoy buque insignia, ya que es un loteo inaugurado hace 6 años, que hoy vibra de vida, con más de 400 familias que lo eligieron como su lugar en el mundo. Casas Blancas lleva el clásico concepto de dúplex a una nueva dimensión, por la amplitud de los ambientes, los jardines con piletas, y su ubicación en una calle cortada y adoquinada, dentro de un barrio cerrado.

Lo que viene: desarrollos acorde a los tiempos

Se destacan La Verbena, un barrio privado de 450 lotes con grandes innovaciones en la zona sur, y El Punto, con locales, oficinas y espacios de esparcimiento.

Equipo directivo de Proyecto Norte

Luego de 15 años, 20 emprendimientos y varios centenares de casas diseñadas y construidas, la empresa ha aprendido varias cosas, tanto por su propia experiencia, como por tener la mirada siempre puesta en las tendencias en urbanismo y arquitectura. Hoy sus proyectos más destacados en proceso son La Verbena, un barrio privado de 450 lotes con grandes innovaciones en la zona sur, y El Punto, un centro de servicios a tono con los tiempos en San Lorenzo Chico, con locales, oficinas y espacios de esparcimiento, priorizando su uso como espacio de encuentro. 

Visión

En relación a la visión de la empresa sobre el futuro de las viviendas y las ciudades, el arquitecto Iván Beccar Varela, socio y director de la firma, resume: “En nuestros proyectos suburbanos, siempre nos aseguramos de que se incluyan áreas para todo: no sólo terrenos para casas y ‘macrolotes’ para todo tipo de servicios, sino también propuestas para diferentes momentos de la vida de las personas, como previsiones para housings y condominios, inclusive dentro de barrios privados, (como Casas Blancas). De este modo no sólo tenemos zonas habitada por familias con hijos, sino también espacios pensados para parejas jóvenes, adultos mayores, personas solas, turistas, habitantes de temporada, etc. Así, lograremos barrios inclusivos para diferentes edades y aseguraremos una vida comunitaria a lo largo de muchos años, integrando diferentes edades, y modos de vida. Conocemos casos de barrios que a los 25 años de existencia ya tienen una población envejecida, sin ganas de continuar manteniendo una casa grande, y que por ello se ve obligada a cambiar de barrio”.

El Punto, centro comercial en construcción en San Lorenzo Chico. 

Gran demanda

Y para concluir agrega: “Hoy estamos viendo una gran demanda que surge de gente de otros lugares del país que, luego de un año de cuarentena, comienza a mirar a Salta como un lugar para venir a vivir, por la calidad de vida que ofrece, por el contacto con la naturaleza, etc. Esto nos interpela a desarrollar propuestas innovadoras, con alta conectividad digital, espacios de uso flexible, y otras tantas incorporaciones que necesitan los proyectos inmobiliarios que vendrán”. 

FUENTE EL TRIBUNO