Las ciudades cambiarán después del COVID. En algunos casos, ya están cambiando. Compartimos cuatro conceptos que según el diario británico The Guardian (https://www.theguardian.com/…/garden-streets-bike… ), cambiarán la cara de las ciudades en los próximos años.
 
1) Las bicis serán la estrella.
Muchas ciudades están restringiendo carriles destinados a los autos, y convirtiéndolos en generosas ciclovías, con amplios espacios para estacionar las bicis, comer al aire libre, y hasta hacer compras en el exterior. progresivamente habrá carriles de bicis para diferentes usos, y cada vez será más conveniente usar ese vehículo dentro de las ciudades.
 
2) Surgirán las «calles parque».
Habiéndose demostrado que los contagios se reducen significativamente cuando se está al aire libre, estudios sugieren convertir la calle en un lugar de socialización, con mobiliario urbano para la ocasión, como bancos, plantas, juegos para niños, etc. Veredas más anchas, mayor presencia de verde, y socialización en la vía pública, serán la tendencia.
 
3) Calles hiperconectadas.
El empujón que recibió el uso de plataformas electrónicas para todo tipo de gestiones, será capitalizado para mejorar el flujo de personas en las calles. Se habla de alertas de promociones según la ubicación exacta del consumidor, deliveries optimizados de cada vez más servicios, sugerencias para evitar horarios de mayor afluencia de público a locales y oficinas públicas, y alertas de posibles focos de contagio en algunas zonas.
 
4) Barrios multipropósito
El concepto parisino de «la ciudad de 15 minutos» será progresivamente adoptado en más lugares. La propuesta sugiere que uno puede realizar todo lo necesario para su vida en un radio de 15 minutos a pie o en bicicleta de su casa. Así, de la centralización en los centros urbanos, pasaremos a descentralizar oficinas, residencias, y comercios en nuevos barrios multipropósito, donde los habitantes podrán vivir, trabajar, estudiar, comprar y disfrutar. Surgen ideas como usar los muros delas fábricas como palestras para escalar, piletas y canchas de tenis en viejos galpones industriales, y otras innovaciones que buscarán re funcionalizar barrios. y ciudades enteras.
 
¿Crees que nuestras ciudades los incorporarán? ¿Cuál de esas ideas te parece que llegará antes a Salta? ¿Cómo nos adelantamos desde Proyecto Norte a estos 4 puntos?
 
Te mostramos a continuación:

Praderas de San Lorenzo fue un barrio pionero en el concepto des calles parque, exigiendo un retiro de frente de 6 metros sobre la línea municipal, y dejando en manos de la administración del consorcio la gestión de ese espacio común en los frentes de las viviendas. Eso permite no solo generar una sensación de mayor amplitud en las calles, sino también, el uso de los frentes de las viviendas. Hoy se puede ver en condominios como Terrazas de San Lorenzo, o Casas Blancas, como gran parte de la vida social transcurre en los frentes de las viviendas.

San Lorenzo Chico, zona cuyo desarrollo ocurrió en gran parte de la mano de Proyecto Norte, va camino a ser un modelo de barrio multipropósito en Salta, con un centro de oficinas, sectores comerciales, dos escuelas, y numerosas propuestas residenciales. Office Park, y el Punto son dos iniciativas de la empresa que apuntan a poder trabajar en el lugar con una oferta de oficinas, gastronomía y servicios de gran calidad y prestaciones. En el caso concreto de el Punto, la posibilidad de desarrollar gran parte de la actividad al aire libre, lo convierte en un proyecto vanguardista en los tiempos que se vienen.

Las bicis serán la estrella.
Muchas ciudades están restringiendo carriles otrora destinados a los autos, y convirtiendolos en generosas ciclovías, con amplios espacios para estacionar las bicis, comer al aire libre, y hasta hacer compras en el exterior. progresivamente habrá carrilas de bicis para diferentes usos, y cada vez será más conveniente usar ese vehículo dentro de las ciudades.

Surgirán las «calles parque».
Habiéndose demostrado que los contagios se reducen significativamente cuando se está al aire libre, estudios sugieren convertir la calle en un lugar de socialización, con mobiliario urbano para la ocasión, como bancos, plantas, juegos para niños, etc. Veredas más anchas, mayor presencia de verde, y socialización en la vía pública, serán la tendencia.

Calles hiperconectadas.
El empujón que recibió el uso de plataformas electrónicas para todo tipo de gestiones, será capitalizado para mejorar el flujo de personas en las calles. Se habla de alertas de promociones según la ubicación exacta del consumidor, deliveries optimizados de cada vez más servicios, sugerencias para evitar horarios de mayor afluencia de público a locales y oficinas públicas, y alertas de posibles focos de contagio en algunas zonas.

Barrios multipropósito
El concepto parisino de «la ciudad de 15 minutos» será progresivamente adoptado en más lugares. La propuesta sugiere que uno puede realizar todo lo necesario para su vida en un radio de 15 minutos a pie o en bicicleta de su casa. Así, de la centralización en los centros urbanos, pasaremos a descentralizar oficinas, residencias, y comercios en nuevos barrios multiproposito, donde los habitantes podrán vivir, trabajar, estudiar, comprar y disfrutar. Surgen ideas como usar los muros delas fábricas como palestras para escalar, piletas y canchas de tenis en viejos galpones industriales, y otras innovaciones que buscarán refuncionalizar barrios. y ciudades enteras. (Dibujo: The Guardian)

San Lorenzo Chico, zona cuyo desarrollo ocurrió en gran parte de la mano de Proyecto Norte, va camino a ser un modelo de barrio multipropósito, con un centro de oficinas, sectores comerciales, dos escuelas, y numerosas propuestas residenciales. Office Park, y el Punto son dos iniciativas de la empresa que apuntan a poder trabajar en el lugar con una oferta de oficinas, gastronomía y servicios de gran calidad y prestaciones. En el caso concreto de el Punto, la posibilidad de desarrollar gran parte de la actividad al aire libre, lo convierte en un proyecto vanguardista en los tiempos que se vienen.

Praderas de San Lorenzo fue un barrio pionero en calles parque, exigiendo un retiro de frente de 6 metros sobre la línea municipal, y dejando en manos de la administración del consorcio la gestión de ese espacio común en los frentes de las viviendas. Eso permite no solo generar una sensación de mayor amplitud en las calles, sino también, el uso de los frentes de las viviendas. Hoy se puede ver en condominios como Terrazas de San Lorenzo, o Casas Blancas, como gran parte de la vida social transcurre en los frentes de las viviendas.

Proyecto Norte asumió el compromiso de entregar todos los barrios a partir de 2019 con canalizaciones para red de datos de alta velocidad, entendiendo que la conectividad de excelente calidad es una necesidad básico y cada vez más
elemental. Praderas de San Lorenzo, el primer Club de Campo de Proyecto Norte, ya cuenta con servicio de fibra óptica directo al hogar, gracias a una iniciativa de la empresa. 

Las bicis son estrella para nosotros desde hace ya varios años. Con Jardines de San Lorenzo incorporamos una flota de bicis urbanas como amenity para los habitantes, y desde ese momento todos nuestros barrios privados contarán con ese concepto. Nuestros edificios cuentan con espacios de guardado de bicicleta, para fomentar ese medio de transporte. 

Me gusta esto:

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: